Comparemos la escena del cómic venezolano

by

Por el Twitter de Zuplemento puse la entrada de arriba. Hubo respuestas por ahí y por Google Buzz. Traigamos la conversación para el blog.

22 comentarios to “Comparemos la escena del cómic venezolano”

  1. mamaruko Says:

    10 años de petroleo gringo no le llega a la cantidad que se hacen en Venezuela en una semana.

  2. Bisbal Says:

    Pues yo creo que casi nadie se lo ha tomado en serio; no es algo por lo que te remuneren que es lo que a la mayoría le importa, y por mas amor al arte siempre acabaran dejándolo. Y los pocos que siguen pues viven ahogados de manejar la escena solos o con los puños. (NO HAY CULTURA DE CÓMIC) no hay un top de calidad y la mayoría del material es poco atractivo, no hay compromiso por la mayoría de artistas, guionistas, etc… Que les apasiona y discuten sobre lo mismo cada vez que se ven pero a la hora de la buena ni se les ve. En Venezuela se aprecia lo plástico, lo ingenuo, la caricatura, lo urbano, pero no el cómic… Y lo que enseñan de cómic en los institutos de diseño no sirve. Y los pocos buenos artistas de pasión por el cómic que pueda haber emigran en busca de sueños particulares Marvel, Dc, Solëil, etc… Antes de arriesgarse a “perder” su talento aquí trabajando para periódicos o empresas de publicidad. Entonces sumamos eso más el apoyo de editoriales al arte secuencial en Venezuela y vemos que los factores que hacen que la producción de buenos guionistas y artistas en Venezuela sea la que es, son mucho mayores de los recursos que se manejan, que son un poco de apasionados lectores y artistas del cómic que tratan de sembrar a toda costa esa cultura en el publico de Venezuela. Particularmente creo que atacar tópicos como calidad y compromiso son los que pueden comenzar a generar interés entre los conocedores y así instruir a las mentes que ignoran este arte que no son solo superhéroes, fantasía o Sci-fi, lo que un cómic puede narrar sino todas las historias que se puedan escribir.

  3. Chinodt Says:

    Estoy de acuerdo con lo que dice Bisbal… Es un tema de cultura, Aunque bien es muy drástico comparar la industria del comic Venezolano contra la de U.S.A, es como comparar Hollywood contra la Villa del Cine, Allá el comic es una industria muy fuerte y es muy antigua, recordemos que los primeros comics americanos que se conocen vienen de las “pulp fiction” y eso data de los años 30 aprox. Tambien tengamos en cuenta que por tradición Venezuela ha dado muchos y renombrados artistas en el área de la caricatura política y personalmente considero que ser caricaturista en Venezuela remunera más que dibujante de comics, vamos da más dinero ilustrar un libro de cuentos infantiles que un comic (ojo sin que esto signifique que ilustrar un cuento de niños es cosa fácil), Creo que la comparación más ideal y para saber como nos encontramos sería contra Argentina, México y Chile, dónde los comics allá estan casi a nivel competitivo y hay excelentes artistas, por supuesto como todo en latinoamérica con sus respectivas restricciones a nivel monetario, de recursos técnicos y materiales.
    Lo importante es que hay un grupo de artistas conscientes de esta realidad y se está intentando poner un poco los pies sobre la tierra.
    Además Venezuela no es ajena a la situación de artistas que busquen otros rumbos para dar a conocer sus trabajos, En los años 70 warren publishing (DC) tenía en su plantilla una gran cantidad de artistas Españoles y Argentinos. Y hoy en día vemos que en Marvel y DC abundan artistas Españoles, Argentinos y Mexicanos.

  4. Noiryaguara Says:

    -Comparar la producción de gringolandia con la de Venezuela es, simple y llanamente, comparar la producción de un Imperio Industrial (aunque ya no manufacturen tantos productos en su propio país) Colonizador que fue de los primeros países industrializados, de los primeros países con prensa masiva y el primer país donde se consagró el cómic como medio; con una postcolonia en la que pese a que los cómics nacieron bien temprano con Leoncio, no comenzó a existir una actividad industrial seria hasta los 50. Dichos factores de producción afectan.
    -Afecta la carencia de apoyo que durante casi toda su historia democrática le dio la prensa sindicada a los cómics nacionales que no fueran tiras humorísticas políticas (y hasta esas las censuraban). De ahí, de entrada, está una de las razones del privilegio que tiene la caricatura editorial sobre los cómics.
    -Las prensas preferían (y prefieren) comprar historietas sindicadas extranjeras y así dejaron fuera a un montón de talentos potenciales (que en esa época no pueden negarme que habían). De la misma manera, las editoriales no tuvieron los cojones de sustentar al país con material nacional y les resultaba menos arriesgado (y con menos riesgos políticos) traer historietas reimpresas en México, por ejemplo.
    -Tampoco ayuda que los cómics (a diferencia de las tiras) fueran considerados meramente como entretenimiento infantil… si tienen dudas, revisen el escandalizado aviso de una autoridad de la época como Walter Dupouy “La influencia cultural negativa de las “historietas de muñequitos”” (1960).
    -Entonces, estamos medio siglo después quejándonos de que no haya casi nada de producción cuando nunca se ha podido formar una industria del cómic aquí, por razones que desbordan el momento histórico presente y, de hecho, desbordan nuestro medio y tienen que ver con un peo de la historia general de Venezuela. Venezuela nunca ha sido gringolandia y nunca lo será (por suerte, no quiero participar en el exterminio sistemático del Medio Oriente). Que ni siquiera llegó a ser Virreinato.
    -En esta condición provinciana, la fuga de talentos no es poca. Acá no se dan bien las condiciones, pero tampoco la gente parece muy dispuesta a esforzarse en echar raíces aquí. Es más fácil mudarse a un país ya construido y ser un Sudaka talentoso.
    -Entonces, tampoco nuestras situaciones son comparables a Argentina o a México, cuyas industrias editoriales son muy fuertes desde hace muchos años, pese a que digan estar en declive y tal y qué se yo.
    -Creo, que es más acertado comparar nuestra situación con países como Perú. Perú tiene una historia de humorismo gráfico mucho más afianzada que la de los cómics; pero ves la cantidad de fanzines que comenzaron a publicar en los noventa, con material de mucha calidad, y cómo su producción ha ido cuesta arriba y te das cuenta de que sí existen posibilidades mediante las editoriales alternativas. Nada más échenle un ojo a la Editorial Contracultura.
    -Otra cosa, yo prefiero un sólo libro de Contracultura que toda esa mierda de relleno que hacen los gringos por semana, que muchas series buenas harán, pero también publican demasiada basura a ver si la pegan.
    -Pero entonces, otro factor que hay que considerar son los costos de impresión. En Bolivia, fotocopiar una montaña de fanzines por ambas caras me salió como en 12 bolivianos (el boliviano vale menos que el bolívar, aunque no es mucha la diferencia). En cada dos cuadras del centro habían pequeñas imprentas. Imprimir en Bolivia (no sé si en Perú, pero seguramente), donde también se está levantando la producción, es muchísimo más barato que imprimir en Venezuela. Ese es un factor decisivo.
    Y bueno, siempre queda la publicación digital, pero resulta que ni pagarse la vivienda ni la comida está fácil y no puedes dedicarle todo tu tiempo a algo que no tiene beneficio económico ni siquiera a mediano plazo.

  5. soyellobo Says:

    lamentablemente aquí no hay cultura por el comic. mientras la gente no se interese por comprar comics no se podrá establecer una industria (aunque sea pequeña). la cuestión es, como hacer para llegarle al público masivamente? una opción sería crear una publicación gratuita, que se financie con publicidad, no solamente la parte de impresión, sino también el trabajo de los artistas, porque a muchos nos gustaría dedicarnos 100% a esto, pero sino hay dinero como pagas las cuentas?

  6. Noiryaguara Says:

    Bueno, pero en lo que diré tendrá que respaldarme alguien mayor que yo que haya conocido otros tiempos de Ccs (pues en mi pueblo no llegaban casi cómics pa cuando nací). Por lo que vende el pana del puente y por los testimonios de lectores de cómics mayores, he tenido la impresión de que como en los setenta se distribuían aquí y se consumían muchas historietas extranjeras reeditadas en México; y capaz que el público lector no era el colmo de lo masivo pero mucha gente no dedicada a ser fan de los comics los leía, y los niños compraban muchas historietas de superhéroes. No sé, capaz que es una impresión errónea, pero acá ha existido público lector… capaz que con los años su atención se trasladó más a la TV y las importaciones se hicieron más caras… Pero no sale por arte de magia que un militar viejo se gaste como tres palos bajo el puente comprando la saga completa de una historieta de su juventud.
    Los lectores se hacen.
    De cualquier manera, si produjéramos, nos enfrentaríamos al problema de la distribución. El Dies Irae, de Gil Sansón, me parece un gran cómic, pero los distribuidores bloquearon su potencial.
    O por ejemplo, los comics de Omau también son bastante buenos pero en el centro del país sólo los he conseguido mediante distribuidores alternativos.
    Para ver cómo la distribución jode, pueden tomar el ejemplo de Alexis Saló con Españistán (el texto que mencionó J1m http://aleixsalo.wordpress.com/2011/06/01/un-punto-de-inflexion-en-mi-vida/ ), y estamos hablando de España, un país con buena y cuantiosa producción.

  7. davi Says:

    ya el zuplemento tiene 10 años?
    mierda…

  8. Mr. Mulder Comic Journalist Says:

    Como diria, mi alter Ego, si no existe la inventamos, si vivimos pendientes de cuantos comics se hacen en otros lados y no pensamos en hacer mas comics aqui siempre estaremos dominados por la Alienacion, asi que a hacer historietas asi sea en servilletas….

  9. noiryaguara Says:

    La comparación es absurda.

  10. sr rogger Says:

    Gran parte del problema apunta al marketing y a las plazas que cada país tiene, obviamente la industria del cómic en U.S.A. es diferente, es una plaza de trabajo más sólido y por decir de alguna forma más oficial, comercial, estable y remunerado. Y ni hablar del gran interés de parte de los más agraciados del negocio que son las editoriales.
    Esto recae fuertemente en la falta de interés de las editoriales y diarios venezolanos en desarrollar el género, posiblemente no lo vean comerciable o que se yo…

    Pero talento acá si hay, sólo carece el estímulo, el sustrato que de plantearse seriamente comenzaría a sembrar resultados interesantes sumando la maduración necesaria en el tiempo, cosa que no se veria de la noche a la mañana….

  11. Chinodt Says:

    Bueno leyendo los comentarios que me parecen acertados yo tengo uno muy particular… Como es posible que de pana aquí en Venezuela no haya una academia que se digne a dictar algún curso de elaboración de comics decente y por decente digo yo un curso que te enseñe a hacer un guión, la trama, las secuencias, que se debe hacer o no al pasar de una página a otra, diseño de personajes ver ejemplo: (http://www.escueladehistorieta.com.ar/index.php?option=com_content&task=view&id=82&Itemid=91), toda vaina que he visto es “curso de dibujo manga” que ni siquiera te enseñan dibujar manga como es… Solo te enseñan a dibujar muñequitos con ojos grandes, que creo que Osamu Tezuka le da dos patadas a la tumba, no puede ser que yo para tener los conocimientos básicos de elaboración de historietas tenga que ir a Argentina por ejemplo… Señores… Venezuela ni siquiera tiene escenario de comics así suene fuerte, hay un grupo de muy buenos profesionales haciendo esfuerzos grandes por tratar de inculcar una cultura que no termina de nacer… Pero sin la base elemental de toda sociedad, como lo es la educación, crean que cada vez se hará más y más cuesta arriba… y si a alguien ofendo o se siente aludido por el comentario mil disculpas, pero es lo que yo percibo como dibujante que intenta abrirse un camino en este mundo del comic e historieta

    • soyellobo Says:

      en ccs existió años atrás la Escuela de Historietas López y Acosta, de la cual tuve la fortuna de graduarme. dicha escuela era liderada por el profesor López alias HALLACO, autor del comic El Magistrado. la escuela funcionó por años en la av Fuerzas Armadas y luego en la Cristóbal Rojas. con la muerte del prof López la escuela quedó a la deriva y creo que ya no existe.

      cuento esto como referencia a lo que dices. aquí si ha habido esfuerzos por impulsar el comic. no sé si todavía existe el Estudio Sancho, donde también enseñaban dibujo y creo que las bases del comic.

      • Chinodt Says:

        Es una lástima que haya pasado eso… De verdad que sí… Yo tenía tiempo buscando por la escuela López y Acosta, no sabía que había muerto el Prof. (creo que por eso no había logrado conseguir mayor información) y bueno Estudios Sancho tiene buenos cursos… Pero el más cercano a comic e historieta es uno de “manga” :-s

      • jota navarro Says:

        Tienes razón para hacer buenos comics es necesario mucha investigación desde el guion (story, plot y script) lo cual es una gran trabajo. luego la narrativa visual realmente te sientes flotando en un vacío educativo. Claro como la mayoría usa el internet para guiarse en cuanto a esos temas…

  12. Noiryaguara Says:

    Y que yo sepa, si quieres estudiar cómics en Argentina, como carrera formal, te toca hacerlo en uno de los sitios más caros de Latinoamérica (http://www.palermo.edu/dyc//historieta/index.html).

    Claro, allá hay otras posibilidades y bastante dónde resolver como asistente de profesionales o con cursos y talleres pequeños… y hay un mercado donde foguearte.

  13. Chinodt Says:

    En fin viendo los comentarios, reafirma mi pensamiento: Hay un vacío fuerte de cultura del comic en Venezuela, y lo peor es que aparentemente va a ser un vacío que durará un buen tiempo más ya que no hay iniciativas para formar a un buen equipo de dibujantes de comics a nivel profesional…

  14. leorns Says:

    La educación formal para hacer comics, funciona para darte herramientas y contactos, pero en cierto modo considero que puede terminar considerándose una perdida de tiempo y dinero, en mi opinión si quieres aprender a hacer comics las lecciones están online, busca, investiga, estudia la teoría que hay en cualquier libro, lee comics, comparte con otros artistas del medio (aprendiendo a escuchar las criticas constructivas) y lo mas importante, practica, dibuja todos los días de tu vida (a menos que necesites imperativamente una metodología, escuela, etc, entonces ahí si se justifica).

    con respecto a la diferencia en cantidad de comics de allá contra comics de aquí, todo es exponencial, EEUU (o USA como prefieran) tiene una población 10 veces superior en numero a nuestro pequeño país tropical, por lo tanto hay mercado para todo y publico para todo, sin contar la cultura norteamericana (europea, japonesa, etc, etc) que ha sabido drenar sus virtudes y defectos por el medio del arte secuencial.
    efectivamente en los países industrializados o en vías de desarrollo esos medios son explorados y apreciados en cierta medida, en nuestro país se han hecho esfuerzos, pero no terminan de cuajar por una u otra razón, que generalmente se resume en la “eterna crisis” que vivimos.

    yo creo que los medios están, el talento existe, la crisis permite crear nuevas iniciativas solo hay que ser pro-activo y tratar de venderlas o presentarlas como una alternativa viable de negocio y, quien sabe?, a lo mejor hay alguien interesado en escuchar esas nuevas propuestas y probablemente financiarlas.

    lo único que si es cierto es que tiene que ser un producto bueno, bien pensado, hecho con calidad y cariño… y tener un poco de suerte.

    Saludos y Exito a todos.

  15. José Iglesias Says:

    El problema del cómic en Venezuela se reduce varias razones muy puntuales:

    Primero, la falta de apoyo de una empresa venezolana que se dedique a la impresión y distribución masiva a nivel nacional e internacional de cómics producidos en el país. De allí que la impresión sea tan costosa, casi inaccesible

    Segundo, que el venezolano siempre prefiere lo extranjero a lo autóctono, además de la fuerte influencia de la industria norteamericana.

    Tercero, que muchos utilizan el cómic como crítica política, y por ello hay tanta influencia de material de este tipo.

    Cuarto, que al venezolano le gusta todo gratis. El trabajo de un cómic, digital o no, lleva consigo mucho esfuerzo y horas de trabajo, pero si no lo puedo leer gratis desde internet o descargarlo en forma pirata, no me interesa.

    Quinto: Hay demasiadas críticas destructivas en torno de quienes hacemos cómics, lo que termina mermando los ánimos de cualquiera que quiera tomarse en serio la tarea de levantar el cómic en Venezuela.

    Nota: Soy uno de los tantos artistas gráficos que ha optado por producir sus trabajos para venderlos a través de Webs extranjeras que aprecian mejor lo que uno hace con tanto cariño, dedicación y esfuerzo, pagándote por cada cómic vendido o, mejor aún, por cada publicación o actualización que hagas. La desventaja es que terminas siendo desconocido o poco apreciado en tu país, donde quisieras realmente darte a conocer y ser apoyado. La ventaja es que cobras tus cómics en dólares y al cambio resultan muy buenos los dividendos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: