Artículo sobre Ley para la prohibición de Video Juegos

by

Gregory David Escobar, también conocido como el fotógrafo oficial de La Vida es un Cómic 1.2, publicó hoy un artículo en Aporrea.org sobre este proyecto de ley. Salvo el primer párrafo en el que me caricaturiza sin quererlo, está bueno el texto:

El proyecto de Ley para la prohibición de Video Juegos y juguetes bélicos: ¿Posible muro de contención conservador basado en derrotismo?

Por: Gregory David Escobar
Fecha de publicación: 18/09/09

No soy de esos que ven fantasmas y se imaginan una dictadura en la cual militares en las aduanas, terminales y aeropuertos decomisan y queman videojuegos en cuya portada salga un arma o un puño cerrado. Espero nunca ser caricaturizado de esa manera. Al contrario, soy de los que pasan horas debatiendo con allegados acerca de la NO existencia de esos fantasmas que cada cierto tiempo establece la derecha (y algunas veces la misma izquierda) como matrices de opinión para impulsar agendas políticas. He respaldado y defendido acciones legítimas de esta revolución como la no renovación de la concesión a RCTV o mas recientemente, la promulgación de la LOE. He recibido violencia verbal y física por defender este proceso.

Sin embargo, nunca he dejado de ser crítico con la revolución. Es la capacidad de rectificación y aceptación de responsabilidades de este proyecto, lo que me ha hecho identificarme con él y por ende apoyarlo durante muchos años.

Al principio, cuando un viejo amigo, férreo opositor al gobierno, me afirmó que la asamblea iba a prohibir los videojuegos violentos, asumí la información como lo que por lo general siempre es: una hipérbole pesimista irreal generada desde los nuevos partidos políticos mediatizados de oposición.

Sin embargo, este compañero sólo se equivocaba en los tiempos. Constaté, vía ANTV, que, en efecto el proyecto de Ley contemplaba en su título la palabra “prohibición”. Ahí encendí mis alarmas, las cuales sonaron mas duro a medida que el debate televisado continuaba.

Y es que después de haber visto gran parte de la primera discusión y haber leído el proyecto, no puedo sino oponerme al texto, tal como está redactado en este momento.

Importante es destacar que este debate dejó de tener tinte político en este contexto nacional. Para mí lo dejó de tener, no porque yo sea simpatizante de la revolución aún cuando la asamblea pudiese tener la intencionalidad de criminalizar uno de mis hobbys predilectos, sino porque pude constatar en la primera discusión, que hasta la derecha latente respaldó el proyecto de ley. Algunas personas que me rodean, que conozco bastante, ampliamente conservadoras, aplauden la posibilidad del baneo de los videojuegos y juguetes bélicos. ¡Y lo que es peor! A nivel mundial, los gobiernos que han establecido fuertes peleas contra los videojuegos, han sido por lo general conservadores y de ultraderecha. Al ver esto, entendí que el problema va más allá de la coyuntura política actual.

Y el asunto es sencillo. Afirmar que los videojuegos son “juguetes peligrosos para los niños” es una visión muy limitada. Por dos grandes razones.

La primera, fundamental, es que los videojuegos son una forma de expresión artística tan valida como cualquier otra. Hay un gran equipo humano detrás de cada material: Diseñadores, guionistas, programadores, ingenieros, músicos, actores, directores, artistas plásticos y un largo etcétera. No es de extrañar que hoy en día la relación de los videojuegos con otras artes como el cine, la literatura y la música sea tan activa. Se influencian e inspiran mutuamente. Guillermo del Toro, reconocido director de “El Laberinto del Fauno” (película que condena la dictadura franquista española y que utiliza la fantasía mas bella y la violencia mas cruel para construir el contundente argumento) va incluso mas allá, al afirmar en entrevista en la revista Wired que “en los próximos 10 años, veremos cómo se fusionan todas las formas de entretenimiento -películas, televisión, vídeo, juegos y medios impresos- en un ‘motor narrativo’ uniplataforma. El modelo T de esta nueva plataforma es PS3. En el momento en que conectas la producción creativa con un motor de historias público, la narrativa puede seguir durante meses o años. Reescribirá las reglas de la ficción.”

En otra entrevista, Del Toro remata con este comentario, mucho mas coloquial: “Cuando alguien dice que el videojuego es una mierda le pregunto cuantos ha jugado. La mayoría de la gente conoce el videojuego por la prensa de derechas. Cuando claman al cielo porque GTA IV es una mierda porque matan viejecitas, estoy de acuerdo, pero no conocen algo tan bien planteado en términos de espectáculo como Call of Duty Modern Warfare, más allá de sus convicciones políticas (…) Igual que hay momentos de profundo miedo lynchiano en BioShock. O están cosas hermosísimas como ICO o Shadow of the Colossus (…)[Cuando se arremete contra los videojuegos en general] es como decir que la literatura es una mierda porque leíste a un tipo que no es muy bueno. El videojuego es un medio y creo que es una vergüenza absoluta que los narradores del siglo XXI se nieguen a la exploración de un medio por encontrarlo plebeyo. Eso es un purismo de academia absolutamente detestable.”

La segunda razón es que hoy en día un gran sector de videojugadores son adultos. Hay par de generaciones enteras que crecieron con los videojuegos como medio de expresión y su amor por el género no ha decaído con los años. El que afirme que eso es una inmadurez, pues no debería ver más nunca una película, leer un libro o escuchar un disco. Porque el equivalente con esos géneros no sólo es obvio, sino que además, en el caso de los videojuegos, no hay una recepción pasiva, sino una total interacción mental y hasta física. Y es que, por nombrar sólo un ejemplo, el guión de cualquier entrega de la saga de videojuegos “Metal Gear Solid” es considerado por muchos, como una obra más densa, interesante y reflexiva de lo que muchas películas, telenovelas y libros pueden llegar a ser.

Otro asunto importante es que de las aproximadamente 300 mil consolas que existen en el país, la mayoría pertenecen a sistemas cuyo firmware ya ha sido descifrado, y por ende permiten la copia de sus juegos (como el Xbox 360 o el Nintendo Wii). Esta ley auspiciaría el mercado negro como única alternativa a quienes quieran seguir accediendo a los juegos.

Es importante mencionar además que existe un incipiente movimiento nacional de creadores de videojuegos que luchan por establecer una industria prolífica en este país, los cuales ven muy complicado su futuro, con una ley que podría multarlos y tratarlos como criminales si establecen en sus creaciones algún tipo de violencia.

La violencia. Esa condición humana que personalmente, considero casi imposible de ignorar en una obra narrativa que se precie de ser entretenida. ¿Cómo se pretende eliminar la violencia en un videojuego? Cualquier videojuego, película, libro y hasta pieza musical es dinámica y tiene bien determinada sus partes. Los conflictos son generados por hechos de violencia mental, verbal y/o física, en mayor o menor rango. La violencia va desde la violación o un asesinato, hasta un simple insulto. Piensen ustedes en alguna pieza narrativa (libro, película) de cualquier tipo, que no incluya la violencia y el conflicto en menor o mayor grado. Son escasas, por no decir inexistentes (quizás una película pornográfica soft-core, pues, prácticamente masturbatoria, aunque ciertamente es muy debatible el hecho de que haya “narración” allí).

Entonces, ¿qué violencia es “aceptable”? ¿El hecho de que un fontanero italiano aplaste un hongo vivo es violento? ¿O lo es sólo un juego que se base en una estupenda narración de la derrota nazi a manos del ejército rojo ruso en la Segunda Guerra Mundial? En asuntos de censura, la visión predominante siempre será la conservadora, y la frontera de “lo aceptado” tiene el riesgo de ser cada vez mas limitado.

Los videojuegos, en la enorme mayoría de casos, no hacen una simple apología a la violencia. Eso no divierte, y bien lo saben los creadores. La usan como mecanismo narrativo y, por supuesto, no es el único. Hay centenares de videojuegos que basan sus estructuras de juegos en muchos otros aspectos positivos, como la cooperación, la investigación, el descubrimiento. Muchos otros se fundamentan en la creatividad, imaginación y el amor, pero siempre presentando algún conflicto que impulse la historia.
La regulación de contenidos es la solución. Ciertamente, así como en la literatura, el cine y otros medios de expresión, hay contenidos que no son adecuados para ciertas edades y etapas de la niñez y adolescencia, sobretodo en ausencia de padres o representantes. La regulación es importante y fundamental, sin duda. Pero asumir el fracaso de la misma, por “improcedente” o “muy difícil de articular” además de ser un argumento derrotista, no puede ser la premisa para acceder al baneo absoluto de contenidos artísticos al país, como “muro de contención” para los que algunos legisladores consideran ideas violentas-diabólicas-negativas-destructivas.
Como establecí al principio, mi intención no es señalar ni adjetivar a nadie. La derecha históricamente es la que se ha opuesto a los videojuegos. Sin embargo, y tomando en cuenta de donde salió este proyecto de ley, he intentado tratar de entender como es que desde nuestra izquierda progresista ha salido esto.
Siempre he creído que la izquierda mundial tiene una deuda histórica con grandes aspectos del entretenimiento. Michael Moore , periodista estadounidense notablemente de izquierda (no se quien podría negarlo luego de ver sus documentales) afirmó en una entrevista a la revista Rolling Stone que “La izquierda perdió su sentido del humor y, luego, de alguna manera perdió su sentido de humanidad. Quedó atrapada en la jerga y olvidó cómo hablarle a una persona normal. El arte y la cultura que surgió de esa nueva rigidez no fue muy entretenida que digamos. De hecho, “entretenimiento” se convirtió en una mala palabra.”
Quizás Moore exagere o se refiera a la izquierda de su país. La izquierda, a ratos, sabe divertirse. Pero lo hace con sus propios códigos, muchas veces excluyentes. Pareciese que la visión progresista se nubla cuando se habla de entretenimiento. Todo se toma demasiado en serio, y todo daña “el alma”. Como si subestimar la capacidad de discernimiento del ser humano entre lo que es real y virtual o bueno y malo, con un baneo, fuese la solución.
Lo positivo es que quienes propusieron este proyecto de ley, han pedido públicamente que se debata el contenido de la misma. Claro, si uno se asoma por el portal web del PPT, verá un banner en el cual un sello rojo policial censurador con la palabra “prohibido”, aplasta a los videojuegos. Pero sigo optimista, creo que están abiertos al debate. Algo me dice que la mayoría de los diputados nunca han terminado un buen videojuego y saben, por ende, que deben al menos escuchar a los que defendemos el formato antes de promulgar una ley tan delicada como ésta.
Y sí, es delicada, porque el precedente que podría establecer la promulgación de esta ley es negativo. Así como está, de aprobarse, podría fácilmente legitimar entonces la censura y baneo a contenidos en Internet, cine, música y hasta libros, por no poder haber sido correctamente regulados para evitar que menores de edad tengan contacto directo a contenidos sensibles, sin la autorización de sus padres o representantes.
“Alarmista y paranoico”, pensarán muchos de ustedes. Pero para venezolanas y venezolanos como yo y muchísimos otros, trabajadores, los cuales muchas veces preferimos reunirnos con nuestra familia y amigos a jugar videojuegos que aplastarnos en un sillón a ver pasivamente televisión, es una realidad muy concreta. Este proyecto de ley criminaliza nuestro pasatiempo (¡y el trabajo de muchos otros!) y subestima nuestra capacidad de discernimiento, con un baneo-muro de contención ultra-conservador.
Que este escrito contribuya en algo entonces, a ese debate.
Pero que contribuya más, estos enlaces que a continuación presento, mucho mas documentados:
1) No me llamen ni eurocentrista, ni pitiyanki, pero en http://www.pegi.info/es/ y en http://es.wikipedia.org/wiki/Entertainment_Software_Rating_Board pueden apreciar como Europa y Estados Unidos (Desde donde quizás han salido los gobiernos mas anti-videojuegos) han lidiado con los contenidos violentos, clasificándolos.
2) Para irnos mas a lo local, el siguiente enlace http://www.ludologia.cl/2008/12/anlisis-del-proyecto-de-ley-contra.html narra como se introdujo en Chile, a finales de 2007, un proyecto de ley similar (descrito en http://www.ludologia.cl/2008/02/proyecto-de-ley-en-contra-de.html), y hace un análisis de esa ley, con múltiples enlaces a estudios que desmienten la relación que tienen los niños violentos y los videojuegos.
3) Y para finalizar, un enlace, algo mas frontal, que desglosa paso a paso cada mito acerca de los videojuegos (con, a su vez, mas enlaces en los veredictos “culpable” e “inocente” del mismo) http://videojuegosysociedad.com/2007/10/05/panico-moral-y-videojuegos/

Y, más allá de los enlaces y este escrito, los exhorto a conocer concretamente más sobre los videojuegos, y entenderlos como un medio de expresión más. Obtendrán sano entretenimiento, con piezas artísticas y tecnológicas muy bien logradas.
Es curioso como en el calor del debate generado por el proyecto de ley, se citó en algún momento el documental “Bowling for Columbine” como un ejemplo de lo que sucede en una sociedad con “videojuegos violentos”, cuando realmente el mismo establece TODO LO CONTRARIO, aspecto que puede constatarse en varios momentos del mismo, sobretodo en la escena en la que Michael Moore entrevista al rockero Marilyn Manson.

El documental concluye que esos brotes de violencia se dan mayormente en Estados Unidos, gracias a que es un país concretamente bélico y expansionista, con una fuerte cultura de consumo y de miedo establecida, con fácil acceso de armas y municiones a la población civil, dejando de lado las teorías acerca de que las obras artísticas con contenidos violentos sean las causantes.

Anuncios

Etiquetas:

34 comentarios to “Artículo sobre Ley para la prohibición de Video Juegos”

  1. krugos Says:

    “Piensen ustedes en alguna pieza narrativa (libro, película) de cualquier tipo, que no incluya la violencia y el conflicto en menor o mayor grado.”

    Jajaja. Se ve que el dude ha pasado más tiempo jugando que leyendo.

    Manson fue el que dijo las cosas más inteligentes en el documental Bowling for Columbine… que el que no lo haya visto, le recomiendo que no lo vea porque no tiene nada que ver con Columbine ni resulta muy acertado en las cosas que propone para explicar la violencia en EEUU.

  2. krugos Says:

    Tuve que hacer mi post todo apurado porque mi padre estaba llegando de vacaciones y tuve que bajar a ayudar con las maletas y me llamó justo cuando estaba escribiendo.

    Así que prosigo aahora con más calma, y para que no digan que lo único que hago es burlarme de los gamers, aquí les doy mi verdadera opinión, con total seriedad.

    Sí, estoy de acuerdo con el punto principal del autor del texto, la ley es absurda. La violencia no se origina por culpa de los video juegos violentos, ni por las películas violentas.

    Sin embargo, negar que los video juegos y películas violentas influyen en personas que ya de por sí tienen inclinación (no necesariamente patológica) a la violencia es también negar la realidad.

    Los dos puntos del autor que absuelven a los juegos de video como “juguetes peligrosos” no son realmente un buen argumento:

    1. “La primera, fundamental, es que los videojuegos son una forma de expresión artística tan valida como cualquier otra.”

    Sí, los juegos de video pueden ser obras de arte, pero que algo sea artístico no implica que sea inocuo.

    2. “La segunda razón es que hoy en día un gran sector de videojugadores son adultos.”

    Los adultos también pueden ser influenciables, sobre todo los adultos con problemas mentales.

    Claro que el hecho de que estos argumentos no sean muy efectivos para defender a los juegos de video no quiere decir nada, mucho menos es un punto a favor de la ley ridícula esa. Es simplemente una observación.

    ***

    Algunos comentarios sobre el texto:

    “Esta ley auspiciaría el mercado negro como única alternativa a quienes quieran seguir accediendo a los juegos.”

    La mayoría de la gente en Venezuela recurre exclusivamente a la piratería como medio para adquirir video juegos, películas y series de TV. Esto ya era así cuando yo jugaba Pac-Man en mi Commodore 64, en los 80’s, y comprábamos los juegos piratas en audio casettes, y películas piratas en VHS, y posiblemente seguirá siendo así por mucho, mucho tiempo. Esta ley sobre películas y video juegos violentos no va a aumentar la piratería en nuestro país, y sugerirlo es un chiste muy cínico.

    ***

    “La regulación es importante y fundamental, sin duda. Pero asumir el fracaso de la misma, por “improcedente” o “muy difícil de articular” además de ser un argumento derrotista, no puede ser la premisa para acceder al baneo absoluto de contenidos artísticos al país…”

    Estamos de acuerdo. En nuestra era, la gente tiene la mala costumbre de echarle la culpa a todo tipo de cosas que -en apariencia- afectan negativamente la formación de los jóvenes. Cada vez que ocurre una tragedia como Columbine, casi nunca se le echa la culpa a los padres… o incluso a los mismos niños, la prensa se contenta con nombrar bandas (Marilyn Manson: en Columbine), películas (Natural Born Killers: en Columbine… de hecho Harris y Klebold cuando se referían en sus diarios y videos a la masacre que tenían planeada, la llamaban NBK por esta película, pero hasta qué punto fue un factor, nadie sabe) o video juegos (Doom: en Columbine) que incitaron el acto violento, pero el niño nunca es un psicópata para empezar (como lo era, si no Klebold, sin duda alguna Eric Harris, de Columbine).

    ***

    “El documental [Bowling for Columbine] concluye que esos brotes de violencia se dan mayormente en Estados Unidos, gracias a que es un país concretamente bélico y expansionista, con una fuerte cultura de consumo y de miedo establecida, con fácil acceso de armas y municiones a la población civil, dejando de lado las teorías acerca de que las obras artísticas con contenidos violentos sean las causantes.”

    El documental es una payasada (como algunas otras obras de Moore), que muestra una realidad que sólo existe en la cabeza del director, basada en argumentos que no tienen mucho sentido si se razonan un poco. Todas las causas que nombra para explicar la violencia en EEUU son absurdas, Canadá tiene igual de fácil acceso a las armas. La animación sobre la historia bélica del país -como una forma de explicar que la población es ¿históricamente violenta?, ¿genéticamente violenta?, ¿ergo: condenados a ser siempre violentos?- es graciosa pero no es convincente, muchos países de Europa tienen una historia 100 veces más violenta y eso no se refleja en su población actual.

    Eso sin contar que el argumento del que sacaron el título para el documental, que Harris y Klebold pasaron la mañana jugando bowling antes de cometer la masacre de Columbine, fue algo que nunca pasó.

    Moore también utilizó con malicia al muchacho paralítico que aparece en el documental (no recuerdo su nombre) para promover sus puntos, en muchos de los cuales el muchacho estaba totalmente desacuerdo, y una vez estrenado el documental, hizo pública la forma en que fue engañado por Moore.

    Yo personalmente evitaría citar a Moore al formular cualquier tipo de argumento.

    A quien le dé curiosidad, Columbine es un tema por el que me he interesado por años, y sobre lo que he investigado en abundancia, desde que la policía hizo público el reporte del caso (el reporte consta de unas 10.000 páginas, pero de eso sólo leí los interrogatorios a los testigos y a otras personas de interés, y algunas otras partes que me llamaron la atención, del resto es mucho material redundante, técnico, sin interés en lo absoluto, además de cientos de imágenes como mapas del colegio con anotaciones de cada testigo, etc, la mejor parte del reporte no es una lectura muy extensa). También hay documentales interesantes, superiores al de Moore, que dan una versión de los hechos bastante elocuente, y también se hicieron públicos varios de los videos creados por Harris y Klebold, que si bien no son la cosa más interesante, dan una idea de quiénes eran estos jóvenes. Si alguien se interesa, le puedo dar la info (aunque todo en inglés).

  3. Mandorlino Says:

    Este es un tema candente. Me temo que estoy en el bando de la regularización estricta de los videojuegos, pero por lo menos en Venezuela, con el asunto de la pirateria, esa ley termina siendo una payasada total.

  4. karakenio [Ze] Says:

    Como coñ vas a estar en el bando de la regulación estricta??
    What a troll

    Ze

  5. mandorlino Says:

    No diré que no habrán muchos juegos preciosos, pero en general es una industria multimillonaria que no produce media mierda tangible para la sociedad.

    Además de desconectar a la gente de su entorno natural, usualmente presentan las armas de fuego como algo normal. Las armas de fuego son el peor invento de la humanidad. Malo malo malo. No hay justificación alguna para considerarlas objeto lúdico.

  6. krugos Says:

    Sí, pero los niños en el siglo XIX jugaban al soldado, y los niños a principios y hasta bien pasado medio siglo XX jugaban a vaqueros e indios, y los niños de mi generación jugábamos a Platoon (me cansé de gritarle a los panas: “tírate al piso, te maté”). Y jugar con pistolas de juguete no nos volvió violentos ni mucho menos criminales. El problema no son las armas, ni los video juegos violentos, ni las películas violentas, ni la música violenta, el problema es el deterioro de los valores familiares y la delicadeza exagerada con que se trata a los niños de nuestros días que sólo les enseña que sus acciones no tienen consecuencias (afortunadamente en Venezuela no es grave el caso, y sobreviven ciertos valores y unidad familiar, y no se ven esas locuras tipo Columbine o Virginia Tech).

    Respecto a que los juegos de video sean una industria millonaria que no produce nada tangible para la sociedad, en realidad es una industria que proporciona entretenimiento. Lo mismo puede decirse de un juego de baseball, una película de acción, carreras de carros, la telenovela de moda, etc., están allí para entretener y para más nada y son industrias millonarias, si no te gustan es una cosa, pero no puede decirse que no producen nada tangible.

  7. karakenio [Ze] Says:

    ¿Que quieres tú que sea tangible para la sociedad? que industria millonaria lo hace? la farmacéutica?
    ¿Desconectar a la gente de su entorno natural es algo negativo ahora? ni que fuera opio

    Esta como difícil discutir con un retard…

    Ze

  8. V Says:

    Sinceramente amigo, no entiendo como puedes seguir siendo partidario de este gobierno, y su supuesta revolución, que sigue aplastando, y criminalizando todo lo que sea honrado y decente, desde nuestras formas de entretenimiento hasta nuestros medios de comunicación. Nadie esta a salvo de este gobierno, y eso da miedo.

    Muy curioso que todos tus ejemplos sean “pitiyankis” cuando pides que no te llamen así.

  9. nicolailobachevscki Says:

    Saludos:

    La verdad solo quiero establecer algunos puntos con relación las opiniones vertidas por el usuario krugos .

    Me gustaría aclarar que el argumento en que se califica a los juegos de video como forma de arte me parece que fue mal entendido: el que sean un medio de expresión artística no los hace inocuos, pero automáticamente los hace suceptibles del mismo tratamiento de otras formas de arte como el cine por ejemplo (del cual los juegos de video se nutren), por lo que una prohibición es inválida. Más aún, sin caer en detalles, los juegos de video son un medio de comunicación, tal cual el cine, la televisión y la radio. Salvo la interactividad (lo que caracteriza a los juegos de video), nombren alguna caracterísitca de los medios que he listado que no esté en los juegos de video y verán mi punto.

    Ciertamente es cínico nombrar a la piratería, pero es válido. Ya ni siquiera podría ahorrar para “por fin comprarme mi juego original”.

    Con respecto a Michael Moore, el argumento que él esgrime en su documental es exactamente el que tú expones: ¿por qué teniendo una historia incluso más violenta que EEUU, en Europa no existe tanta violencia?, ¿o por qué teniendo Canada una cultura de caza y libertad de uso de armas no hay tantas muertes violentas?. No sé que pasó acá al momento que escribiste, pero repito: Michael Moore usa exactamente lo que dijiste para probar que el problema en EEUU es un problema cultural (en los primeros 20 minutos de película, puedes revisarla en Youtube), tal cual dice el autor del escrito. La animación no pretende ser una justificación en mi opinión (y acá puedo estar equivocado, ya que Michael Moore si pudo presentarla como justificación), es solo un resumen, exactamente como resumió la hisotria de otros países minutos antes en el documental, solo que en la animación lo hace muy satíricamente. Yo tildaría de amarillista a Moore, no de payaso. La verdad citar Blowing for Columbine en este caso me parece bastante apropiado.

    Por último y lo que más me duele como desarrollador y matemático especializado en juegos de video, decir que los juegos de video no aportan nada tangible aparte de entretenimiento es una muestra de ignorancia en el tema, no sencillamente porque no se conozca, sino porque no se tiene el cuidado al hacer afirmaciones al respecto. Dejando a un lado que Hideo Kojima (diseñador de Metal Gear Solid) y Shigeru Miyamoto (creador de Super Mario Bros entre otros) han recibido la Medalla Francesa a la Cultura (honor que comparten con Pablo Picasso por ejemplo), o que la academia Británica de las artes de cine y televisión tiene una sección especial para juegos de video en sus premios BAFTA, buena parte de los avances en computación gráfica fueron desarrollados con la idea de utilizarse en juegos de video y a las que posteriormente, adaptaciones de por medio, se le dieron nuevas aplicaciones, y la verdad no me extenderé en esto, para muestra un par de botones: Unreal Engine 3, motor gráfico de juegos como Gears Of War o Unreal Tournament es usado en cirugías teledirigidas, o en el despliegue en tiempo real de la superficie marciana o lunar no solo en prácticas si no en la exploración hechae por la NASA. Debido a la tecnología en animación facial, el motor de juego Source de Valve (Half Life 2), se usa en animaciones en tiempo real donde agentes inteligentes interactúan con gente discapacitada (autistas por ejemplo), para que sean entrenados en el reconocimiento de expresiones faciales, y poder así poco a poco mejorar un tanto su condición. Sin excepción, todas las tecnologías que puedes hallar en los motores de juegos mencionados, fueron creadas para juegos de video, un espacio donde desde el punto de vista científico se garantiza que cualquier aplicación será lo suficientemente óptima, debido al alcance y la dificultad de la interacción en tiempo real, y por ende que puedan ser usadas (bien sea de manera colateral o en consecuencia) en otra áreas, bien haya sido la investigación necesaria subvencionada por universidades o empresas privadas. En serio tampoco entiendo este argumento tuyo, y tampoco entiendo porque es tan desdeñable deportes como el baseball, carreras de carros (aplican razonamientos parecidos a lo que expuse a los videojuegos) o expresiones que pueden llegar a ser artísticas como el cine de acción (cine al fin), las telenovelas o la moda. Pertenecen a una industria que hace muchísimo dinero con la producción en masa, pero eso no impide que quizá de vez en cuando salgan joyas que den valor al medio en si mismo, y eso debe respetarse como algo tangible. ¿O es que acaso La delgada línea roja no tiene elementos que la convierten cine bélico de acción al igual que Platoon?, o siendo bien visceral, ¿Acaso The Dark Knitgh no fue tremenda película?.

    No espero con esto convencer a nadie, pero si al menos lograr que revisen los argumentos que utilizan

  10. krugos Says:

    Ok.

    Nicolailobachevscki:

    1. El autor del texto dice que los juegos de video no pueden ser vistos como “juguetes peligrosos para los niños” porque son una forma de arte. Yo digo que el que sean artísticos no los hace inocuos. Tú dices que eso los “hace suceptibles del mismo tratamiento de otras formas de arte como el cine por ejemplo”. Eso es obvio, ¿qué tiene que ver con nada? Por eso a los video juegos se les censura y se les clasifica de acuerdo a su contenido como apto para ciertas edades, como las películas. No sé qué tiene que ver eso con mi argumento.

    2. Respecto a Moore, tú tienes tu opinión y la respeto pero no la comparto. Y respecto al documental lo vi hace varios años y si no lo recuerdo bien y dije alguna torpeza, me disculpo, pero esas son las impresiones que me han quedado en la memoria. Ciertamente no pienso volver a verlo, ya con la primera vez fue suficiente para considerarlo una burla a la memoria de las víctimas de Columbine (y criticado por los sobrevivientes), realizado con el propósito de promover sus ideas en contra de las armas.

    3. Dude, no sé qué fue lo que leíste, pero el que dijo que los juegos los no aportan nada tangible fue Mandorlino, no yo. Yo simplemente le respondí que la industria de video juegos es una industria de entretenimiento, como el cine o los deportes. Y si no lo expliqué bien, lo que quise decir fue que si él critica a los juegos por ser parte de una industria millonaria, lo mismo puede aplicarse a otras cosas como los deportes y el cine y TV (yo nunca critiqué estas cosas ni mucho menos las llamé desdeñables), lo que no es un argumento válido por parte de Mandorlino para criticar la industria de video juegos.

    Y respecto al comentario:

    “Ya ni siquiera podría ahorrar para por fin comprarme mi juego original”.

    Eso es más cínico todavía, claro que podrías, yo no tengo trabajo fijo y ahorro para comprarme mis software y juegos y DVDs y Cómics originales. No tendré el excelentísimo Photoshop para colorear mis cómics, pero mi PhotoImpact es original, y mi Windows es original, y mis juegos son originales, excepto por algunos abandonwares. Y si bien me he bajado las mil y una cosas (más que nada música y episodios de TV)pirateadas de Internet, jamás le he dado un Bolívar a un vendedor de mercancía pirata.

    Cheers.

  11. karakenio [Ze] Says:

    Yo creo que depronto en el 1er punto Nic se confundió.

    Con respecto a Moore, me pasó igual que esas bandas de rock que solo tú conoces y luego se hacen populares, y dejan de gustarte un poco por ello. Pero recordémoslo por su programa de TV: The Awful Truth

    Con el punto #3 creo que también hubo un malentendido

    Y con el #4, weno allá cada quien, pero…

    Con respecto al texto original veo contraproducente decir cosas como “luchan por establecer una industria prolífica en este país” pues obviamente se buscará la destrucción de esta, capaz para arrancar desde cero en un par de años y decir que la inventaron.
    Recuerdo algo de piratería en el texto original que va por la misma linea, pero no encontré.

    Ze

  12. nicolailobachevscki Says:

    Saludos Krugos:

    1. El razonamiento es este: Como consecuencia de ser una forma de expresión de arte, como el cine o la televisión, los juegos de video son suceptibles de regulación, bajo la cual representan amenaza real como influencia en las acciones de los menores de edad, siempre y cuando la regulación se cumpla, y se sancione a los infractores. No así si por ejemplo los juegos de video tuviesen como fin último la violencia, como el caso de las armas por ejemplo.

    2. Yo también respeto tu opinión, y no voy a invitarte a que veas el documental nuevamente ya que has dejado claro que no es de tu gusto. Para aclarar repito que Michael Moore es bastante amarillista, y definitivamente eso le ha hecho ganar el mote de payaso. Solo estoy aclarando que los argumentos que usaste son exactamente los que usó Moore, por lo que en lo que respecta a Bowling for Columbine sus opiniones comulgan, si bien no en en la forma en que fueron expresadas, si lo hacen en cuanto a la base del argumento. Bowling for Columbine, a pesar del amarillismo, me parece muy buen documental.

    3. Cito: “…están allí para entretener y para más nada…”. Ese comentario lo hiciste tú. La verdad olvidé citar a Mardolino, fue mi falta. El adjetivo de desdeñable lo baso en lo que siento es un tono bastante fuerte que has mantenido en tu discurso, aunado a la opinión de ocio irresponsable que la sociedad le adjudicó a los juegos de video. Es mi interpretación del tono que encontré en tu comentario. Equivocada o no, el argumento al respecto es válido tomando en cuenta tanto la opinión de Mardolino como la tuya, que me parecen sino desdeñables, por lo menos bastante dañinas ambas, aún cuando releyendo tu respuesta lo que intentas es defender los juegos de videos, pero no creo que en este caso muy en particular lo hayas hecho. Los juegos de video son mucho más que entretenimiento, y deben ser entendidos de esa forma siempre.

    4. Creo que la redacción no ayudo a entender mi argumento. Dejenme intentarlo de nuevo (con muchas palabras): Ahora, a pesar de que económicamente pueda ahorrar para hacerlo, no podré comprar mi juego bélico original, debido a que están prohibidos en el país, y eso incluye importación por lo que no puedo comprarlos por internet o siquiera traerlos en mi equipaje luego de un viaje, aún cunado tengo la edad acorde para digerir los mismos contenidos bélicos que bien pudiesen estar expuestos en otro medio de comunicación como el cine.

    Saludos.

  13. Ciro Says:

    Básicamente los argumentos que escribe Gregory son los mismos que hemos utilizados nosotros en INVENTAD para argumentar contra la ley en su forma actual.

    Yo estoy de acuerdo con la preocupación de los diputados con respecto a la crianza de sus chamos, y por consiguiente no considero que un chamo deba jugar un juego como Grand Theft Auto. Eso es entendible.

    Pero al prohibir sin distinción alguna los videojuegos estás intentando borrar una manifestación cultural que puede tener cualquier persona y que definitivamente no es un delito.

    Yo he estado tratando de conseguir material acerca de la violencia y me conseguí con esta cita de un diseñador de videojuegos muy válida. No podemos decir que los medios no tienen cierta influencia sobre el modo de actuar, o no se utilizarían como herramientas de enseñanza. Pero tampoco puedes declarar que los medios controlan la mente, o estaríamos actuando todos de maneras muy raras ahora mismo.

  14. krugos Says:

    Ze,

    The Awful Truth lo pasaban cuando yo todavía veía TV, fueron las primeras cosas que vi de Moore y desde entonces no me simpatiza.

    ***

    Nicolailobachevscki,

    1. Estoy de acuerdo en lo que dices, pero no es de lo que yo hablaba en la cita que utilizaste, por eso la confusión.

    2. Bueno, estamos de acuerdo en que cada quien tiene su opinión.

    3. “…están allí para entretener y para más nada…”. Sí, fue algo que dije que no debí expresar de esa manera. Naturalmente la industria del cine, TV, deportes y Video Juegos no están allí sólo “para entretener y para más nada”, aunque esa sea su función principal.

    “El adjetivo de desdeñable lo baso en lo que siento es un tono bastante fuerte que has mantenido en tu discurso”

    Si las cosas que he dicho se escuchan algo fuerte o en cualquier grado ofensivo, lo siento, no es mi intención, sólo que quizás mi humor negro natural no se transmite apropiadamente en un texto escrito y algunas cosas que escribo no deben tomarse con mucha seriedad.

    4. Sí, no te había entendido en un principio. Casualmente el viernes le comentaba a Ze en el Foro de Zuplemento (link al final del post) que no iba a poder jugar Marvel Ultimate Alliance 2 porque no saldrá para PC pero que igual seguramente QUOTE: “me hubieran jodido con la ley de video juegos violentos al comprarlo original como un bolsa, jajaja” /QUOTE.

    Bueno, ya mi opinión sobre la ley la escribí varios posts más arriba, pero repito que estoy en total desacuerdo con eso y con cualquier cosa que limite la libertad de expresión y la libertad que tenemos los adultos con perfecta salud mental de exponernos al material que se nos venga en gana.

    ***

    Ciro,

    “Yo estoy de acuerdo con la preocupación de los diputados con respecto a la crianza de sus chamos”

    Yo en cambio me encabrono cuando escucho cosas como esas, porque si un diputado de verdad se preocupa por la crianza de sus chamos lo que debe hacer es educarlos y orientarlos, en lugar de crear leyes ridículas y rezar que un video juego violento nunca caiga en manos de su hijo porque seguramente él no va a estar allí para supervisar el material al que se expone el chamín porque va a estar muy ocupado creando otras leyes más ridículas todavía. Los niños no son tan estúpidos, mientras haya alguien responsable que los guíe y les explique la diferencia entre la realidad y la ficción, y que las acciones tienen consecuencias, un niño puede exponerse casi a cualquier cosa sin efectos negativos, lo que necesita son buenos padres no buenas leyes.

    “Yo he estado tratando de conseguir material acerca de la violencia y me conseguí con esta cita de un diseñador de videojuegos muy válida.”

    Esa cita está muy larga y son la 1:09 a.m., la leo mañana.

  15. krugos Says:

    Me olvidé el link al foro en el que hablaba con Ze sobre Marvel U. A. 2:
    http://z14.invisionfree.com/zuplemento/index.php?showtopic=443&st=0&#last

    Nunca está de más invitar a todos a participar en el foro, a ver si lo revivimos.

  16. reindertot Says:

    jejejejeje, me llamó la atención lo que Karakenio escribió al principio de la nota. Yo me estoy enterando HOY de ese incidente, de verdad no tiene “punta” mi primer parrafo (en todo caso siempre pensé en mi amigo Raul Escalante, ampliamente opositor cuasi reaccionario y alarmista, pero buen tipo). Igual no creo que por un caso de matraca “moralista” tu seas de los que considere esto una dictadura, así que no te he caricaturizado, pues, jeje.

    Con respecto a lo de los argumentos utilizados, mi intención no es, en absoluto, absolver los videojuegos de toda culpa y colocarles un aura en nombre del “arte” (si fuese así no hubiese propuesto la regulación de los mismos). Los que vieron el debate televisado de la discusión de esa ley saben que básicamente, el baneo lo quieren hacer bajo la premisa de que los videojuegos son JUGUETES peligrosos y lo juegan LOS NIÑOS. MI idea fue precisamente demostrar cuan limitada es esa visión (en un mundo ideal, ellos rebaterían mis argumentos o, de no poder hacerlo, replantearian el proyecto de ley entendiendo que es un videojuego y quienes lo juegan realmente).

    El que criticó a Moore obviamente no entendió el documental (y ademas se resiste a volver a verlo). Moore, como ya alguien comentó previamente, lo que hace es desmontar esos mitos locos como el de “la historia violenta”. Sin embargo, es interesante como lo adjetiva peyorativamente, pero termina concluyendo que “es un buen documental”.

    EN fin, yo mencioné a Moore y específicamente a “Bowling for Columbine”, porque en el debate televisado un diputado (desgraciadamente no apunté su nombre) mencionó el documental y afirmó que su premisa apoyaba la teoria de que los videojuegos violentos forman niños violentos, cosa totalmente absurda cuando el documental apunta hacia lo contrario.

    Con el asunto de la pirateria, nunca la desconocí. Dije que “auspiciaria el mercado negro como UNICA alternativa”… y es así. Yo soy de los pocos que compran sus videojuegos originales, porque tengo un PS3. Igual conozco gente que tiene titulos de xbox y wii originales. El baneo lo que haría es, tal cual como escribí, auspiciar el mercado negro como UNICA alternativa.

    V: Hace rato yo asumí mis contradicciones lógicas al respecto. Vivimos en capitalismo y bajo ese modelo (y no necesariamente GRACIAS a él) hemos desarrollado diversos tipos de entretenimientos y medios de comunicación. Es una falacia maniqueista pedirle a alguien (concretamente o con eufemismos) que crea en otro modelo alterno al neoliberalismo que se restrinja a “la trova cubana” y al voto de pobreza cuando desee entretenerse. Y en todo caso “pitiyanki”, bajo tu muy abstracta visión, al parecer es cualquier cosa que esté en inglés o tenga alguna conexión con EEUU, así que no me siento ni aludido ni controvertido al respecto.

    Bueh, mas nada por ahora, creo. Gracias Ze por el interés en el artículillo y en haberle hecho eco por este lado.

  17. reindertot Says:

    ¡Corrijo!: La persona que criticó a Moore jamas concluyo que es un “buen documental”. Si se peló en la intencionalidad del Michael y lamentablemente no lo volverá a ver, pero jamas concluyó que era “buen documental”. En el ping-pong que tenia con otro comentarista, me confundí al respecto.

    Eso me ha traído algo a la cabeza… ¿que documental, con tinte y postura política, no utiliza eso que aquí varios han llamado “amarillismo”?

  18. nicolailobachevscki Says:

    Pocos documentales con tinte o postura política no usan amarillismo de manera directa, o como consecuencia de por ejemplo el sarcasmo. Eso no quiere decir que esté bien, y que lo correcto sería evitarlo bajo cualquier vía, evaluando las interpretaciones que dentro del contexto tenga la forma en que puedo expresar mi idea. Moore es tremendamente amarillista, aún cuando en Bowling for Columbine tiene muy buenos argumentos, y eso es lo que cuenta. Malo sería que fuese un documental sensacionalista, del cual no se pudiese extraer nada, que los hay y muchos.

    Por otra parte, tengo ideas adversas a este gobierno, me van a encontrar en cuanta lista haya tenido que firmar, pero resulta penoso que el único argumento que alguien pueda tener en contra de una persona afecta al gobierno sea: “no uses argumentos pitiyanquis”, eso dice bastante mal de la persona que discute. No voy a caer en arenga política, pero la idea es debatir en lo poco que nos pueda quedar de espacio, porque es una soberana demostración de ignorancia no hacerlo cuando eso es precisamente lo que criticamos de los que consideramos contrarios a nuestras ideas. Cuales sean mis apreciaciones de este gobierno no importan, pero la razón deberá prelar sobre todas las cosas, y enseñar con el ejemplo es la mejor forma de demostrarlo.

  19. krugos Says:

    Yo prefiero mis documentales informativos, sinceros e imparciales, gracias. Como dije antes, les puedo recomendar algún material sobre Columbine de mejor factura que el de Moore (que en realidad no tiene casi nada que ver con Columbine). El documental de Moore es más que nada una crítica a las armas, y la forma en que usó al pobre inválido para exponer su punto es detestable, y más aún porque el inválido (no recuerdo su nombre) luego del estreno del documental dijo claramente que Moore lo había engañado y que él aprobaba el derecho a portar armas de fuego. Y el hecho de que el documental diga que Harris y Klebold pasaron la mañana jugando Bowling antes de ir y ejecutar la masacre es una mentira, eso nunca pasó, y dice algo sobre lo informado que estaba el director sobre el tema que da título al documental. Esos son hechos. El que quiera ignorarlos y alabar el resto del documental, sea bienvenido, pero no me critiquen porque no quiera volver a verlo.

    Es cierto que no recuerdo con todo detalle el documental porque lo vi hace años, pero el artículo de Gregory David Escobar dice en el último párrafo:

    “El documental concluye que esos brotes de violencia se dan mayormente en Estados Unidos, gracias a que es un país concretamente bélico y expansionista, con una fuerte cultura de consumo y de miedo establecida, con fácil acceso de armas y municiones a la población civil, dejando de lado las teorías acerca de que las obras artísticas con contenidos violentos sean las causantes.”

    Si eso no fue lo que propuso el documental de Moore, no me culpen, culpen a Gregory David Escobar que escribió eso y quizás me confundió un poco los recuerdos. Pero indiferentemente de lo que haya querido decir Moore, ciertamente el ser un país Bélico y expansionista, con una cultura de consumo y ¿miedo?, y con fácil acceso a las armas y municiones, no son la causa de la violencia en ese país, porque las mismas carqacterísticas se aplican a otros países donde no se ven ese tipo de comportamientos violentos en la sociedad civil, o al menos no se ven en tan alto grado. Y por otro lado hay países violentos que no cumplen con ninguna de esas características.

    Lo único positivo que puedo decir que recuerdo del documental fue cuando habló Marilyn Manson, como ya dije antes, fue el que dijo las cosas más inteligentes.

    Recuerdo hace años se habló de Moore en el foro de cómics de SmackJeeves.com, y aquí conseguí mi opinión (en inglés, sorry) escrita en Diciembre de 2006, cuando tenía el documental todavía fresco en la memoria… obviamente no ha cambiado mi opinión en estos años:

    “I only watched Bowling for Columbine [aquí hablaba de los documentales, todavía no había visto Farenheit 911 ni Sicko (que no existía todavía, creo), pero sí había visto la serie The Awful Truth] and it was a big dissapointment, specially as it hardly had anything to do with the Columbine tragedy and some of what they said about it was wrong -like Harris and Klebold spending the morning bowling before the massacre, it wasn’t so-. The rest of the film is a rant on how americans are violent and love guns and how canadians are not violent but also love guns (Moore is happy to ignore how the rest of the world loves killing each other, what can be more violent that Rwanda’s genocide just 5 years before Columbine?). There are a couple of things that are actually interesting but most of it is just a waste of time.
    Oh, yeah, and Marilyn Manson had the most clever thing to say from all the people in the film.”

    Pueden chequear la conversación original aquí:
    http://www.smackjeeves.com/oldforum/viewtopic.php?t=5280&highlight=bowling+columbine
    Mi mensaje es uno de los últimos en la página.

    Cheers.

  20. soyjesustorrealba Says:

    Panas yo creo que la vaina se resuelve poniendo restricción de edad, no prohibiendo todo lo que nos da miedo. En eso creo que todos estamos de acuerdo, y ahí es donde hay que afincarse, ponerse a debatir la veracidad y acertividad de Gregory en algunos detalles es una guevonada, me disculpan, pero sugiero no cometer las pendajadas que comete a diario la oposición.

    P.D. Conste que ni siquiera sé jugar videogames, pero la pinga, es bueno frenar estas leyes absurdas antes de que sienten precedente.

  21. davi Says:

    es verdad, en estados unidos hicieron lo de G, PG, R porque supongo que las mismas empresas que hacian los video juegos se picaron por eso, y dijeron “no van a cerrar compañias multimillonarias por esto” y pusieron esa advertencia de edades, aunque acá es pura pinta de lo del imperialismo y tal.

    no les extrañe ver dentro de los proximos meses a chavez diciendo “vamos a crear el primer video juego venezolano mismo”…Bolivar matando españoles, first person shooter, o uno como Age of Empire, realistas y revolucionarios.

  22. karakenio [Ze] Says:

    No hay un Age of the Empires en el que se pueden jugar campañas de Simón Bolívar?
    Que bolas, eso sería prohibido.

    Prohibidas también las pistolas de los disfrazes de Star Wars.

    Maldito PTT

    Ze

  23. krugos Says:

    Jesús, sí, estamos de acuerdo en lo de las restricciones.

    En cuanto a discutir el artículo que se publicó aquí, no sé cuál es el rollo, se publica algo en el blog y uno lo discute, o lo ignora, y listo. Si debemos evitar discutir algo sólo porque no vaya a cambiar las leyes entonces podríamos simplemente no discutir ningún tema que se publique en el blog.

    Cuando se hizo el post en que se invitó a tomar acción y marchar en contra de las leyes locas esas, yo dejé clara mi opinión que marchar, cuando uno mismo no respeta las leyes, es una hipocresía. Yo personalmente no marcharía porque no tengo la moral para hacerlo.

    Y ahora se publicó un artículo y yo dejé mi opinión sobre el artículo, y no sobre otra cosa. No sé por qué es una guevonada discutir un artículo que se publicó en el blog. Y no sé qué tiene que ver con las pendejadas de la oposición o de quien sea, ni sé cuáles son esas pendejadas porque no sigo los rollos políticos del país, yo no estoy a favor de uno u otro bando sino que más bien creo que -a pesar que los ignoro todo lo que puedo- ningún bando me simpatiza, y la política en general es algo que no es de mi agrado.

  24. soyjesustorrealba Says:

    jajajajajaja ta bien Krugos, tienes razón.

  25. mandorlino Says:

    A ver, no tenía internet. Creo que en mi intervenciones fui muy breve. Trataré de no alargar tanto el post pero ahí voy (Seguro divago un montón).

    Los niños son crueles e inconscientes. No se volverán asesinos en serie, pero hay una gran diferencia entre jugar a piratas con los panas y sumergirse por horas en una realidad virtual que no siempre termina siendo educativa. Tampoco se le puede echar toda la responsabilidad educativa a los papás, porque muchos adultos no suelen estar bien formados. No sólo los niños necesitan control.

    En lo personal a los deportes los he aprendido a querer, tienen mucho que dar a la sociedad (aunque es desconcertante la cantidad de dinero que mueve esa industria) Me gusta mucho el cine, pero una gran parte de éste, que suele ser la que más dinero lleva, más contamina y más recursos y tiempo consume es de mínimo valor cultural. Similar con las telenovelas, que por cierto no me gustan ná. Las carreras de carros también me desagradan y a grandes rasgos me parecen un desperdicio, pero hay gente que las defiende a muerte y alaba los avances tecnológicos que traen a la industria automobilística. No estoy en pro de varios tipos de entretenimiento, Sin embargo los dejo ser.

    Me imagino un escenario en el cual todos los esfuerzos invertidos en, y ganancias obtenidas de juegos como GTA, fuesen invertidos directamente en desarrollo de tecnologías en el campo médico y en programas de educación espacial y psico-motora ¡Qué situación tan tétrica! ¿te imaginas a toda esa gente aburridísima el domingo por la tarde? Uff, menos mal que existe el Cine Millonario de Venevisión.

    El punto es que los videojuegos pueden crear beneficios colaterales, y el que quiera manifestar por el derecho del pueblo a entretenerse libremente pues que lo haga. Pero a ver cuantos de esos manifestantes luego van a manifestar por el derecho del pueblo a bienes tangibles como comida, ropa, vivienda, medios de transporte, etc, etc.

    De pequeño jugué montón de videojuegos, y sí, me ayudaron a aprender inglés, a usar un ordenador, en mi capacidad espacial, un poco sobre historia y quién sabe qué más. Pero también también creo que me quitaron mucho tiempo y estoy seguro de que no es la única manera de divertirse y desarrollar habilidades.

    “Me temo que estoy en el bando de la regularización estricta de los videojuegos” Nunca dije prohibición, y me parece una buena medida para cualquier país, no es porque la promuevan los trucutú de la asamblea.

    Como dato curioso, si mal no recuerdo en Age of empires III, cuando se juega con Bolívar, hay que tomar unas ciudades y se iza la bandera de Estados Unidos. Los creadores no lo habrán hecho con mala intención “imperialista”, pero es un ejemplo de cómo es un producto pensado por y para ser comercializado en los Estados Unidos, y a uno le toca comerse a gusto “las sobras” de su perspectiva cultural, pero eso ya es otra discusión.

  26. nicolailobachevscki Says:

    Saludos cordiales, Mardolino:

    Aunque estoy pendiente del blog, ya emití mi opinión al respecto y no quiero caer en redundancias, la verdad solo quiero dejar claro varios puntos:

    Cuando hablo de televisón hablo de cosas como Band of Brothers, o incluso de The Big Bang Theory, producto puro de entretenimiento, pero muy inteligente y que hasta tú debes disfrutar. Y ejemplos de televisión de calidad tengo demasiados.

    Los videojuegos no dan beneficios colaterales. Dan beneficios en primera instancia, y luego se tienen aplicaciones colaterales. La ciencia que está detrás de los avances no es colateral, debido a que por ejemplo el problema de visualización médica es el mismo problema que ocurre en visualización de juegos de video (en lo referente a revelado volúmetrico): es decir, están resolviendo el mismo problema, difieren en la aplicación, por lo tanto está bien lejos de ser colateral. No es que la gente de Rockstar (creadores de GTA) esté invirtiendo dinero en causas altruistas, o que la gente de Epic Games lo haga. Criticable como pueda serlo, la ciencia trabaja de otra forma: hay convenciones, revistas donde se publican artículos científicos a donde llega el conocimiento, en una maraña un tanto comercial eso sí (tengo que pagar una membresía) y pues no todas las empresas publican sus tecnologías (obviamente), pero allí entran las universidades que sí lo hacen y un largo etc. No voy a extenderme acá en más ejemplos (me encantaría hablar de ellos, solo que tengo detenido mi blog), pero podrías irte a Wikipedia, comenzar por buscar “Game Engine”, y luego ir haciendo click más o menos aleatorio, seguro encuentras un buen ejemplo.

    Por último, yo me cansé de marchar, me cansé la primera vez que marché, y luego de que me cansé comencé a subir al Ávila que me parece más productivo. En este momento, varios de nosotros estamos trabajando con la asamblea en crear la ley, apoyados por muchos interesados. Si logramos algo, y resulta que luego me meto en un Consejo Comunal, en una asociación civil, cooperativa lo que sea a ver como garantizo bienes tangibles para la gente de mi comunidad (eso incluye mi familia), la gente me va a preguntar: ¿hijo er diablo y que has hecho tú?, y yo prefiero decirle: me puse a trabajar con la asamblea para asegurar que la ley que afecta mi área de trabajo sea lo más justa posible, a decirle que: estaba marchando (o equivalente), y luego fui a ver globo. La verdad espero que el trabajo que estamos haciendo me permita poder responder algo como lo primero.

    Saludos.

  27. mandorlino Says:

    Si eso es totalmente verdad, hay muchos programas de TV muy buenos. Me refería en particular a las novelas por la lista que Krugos escribió, ya que me hizo gracia que casualmente no simpatizo con gran parte de ella.

    Me parece del carajo que estén colaborando con la asamblea para el asunto de la ley. Se me hacía que era imposible lograr cualquier clase de influencia en esa gente.

    Para dar buen aroma al post, traigo un poco de música y dulce amor cortesía de Tripod: http://www.youtube.com/watch?v=VOwD4UVgwUQ

  28. nicolailobachevscki Says:

    XD

  29. j1m Says:

    Aprobada en primera discusión la Ley de Prohibición de Videojuegos Bélicos http://bit.ly/2HQEKC

    EPIC FAIL+ NUCLEARPLOP [con sonido de grillos al fondo]

  30. karakenio [Ze] Says:

    eso no lo habían aprobado ya?
    que triste, extreme level!

    Ze

  31. nazigrammarx Says:

    que vaina tan chimba…. :(

  32. Negativa de viaje en Cuba « Karakenio: un tipo de Caracas Says:

    […] de política, pa’ mantener el espíritu en alto con la estupidez de Prohibición de Videojuegos que quieren plantear en la Asamblea […]

  33. Ley para la Prohibición de Videojuego Bélicos y Juguetes Bélicos (versión dummies) « BlogZup 2.0 Says:

    […] alertásemos (1, 2) a la comunidad de creativos y gente que consume diversión, salió aprobada esta semana, por la […]

  34. Ley para la Prohibición de Videojuego Bélicos y Juguetes Bélicos (versión para dummies) « BlogZup 2.0 Says:

    […] alertásemos (1, 2) a la comunidad de creativos y gente que consume diversión, salió aprobada esta semana, por la […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: